Ladrón

Relatos

Respiraba entrecortado. Lo había logrado. Por los pelos.

Me acomodé apoyándome a la fría barandilla mientras observaba como el hombre echaba la vista más allá del ventanal esperando encontrar a alguien al otro lado, pero el metro había sido más rápido y lo único que divisó fue la oscuridad del subterráneo.