Magnolio

Relatos

Hay un gran magnolio en un campo que dicen que es mayor que Matusalén. Es tan caprichoso que ha levantado suelos y ha modificado el terreno según su parecer.

Sus ramas han dado cobijo a más de 500 generaciones de palomas, mirlos y pájaros que transcurrían de paso.

En invierno se vuelve oscuro y tosco y parece recién sacado de una película de terror, de estas en las que sabes que si te acercas demasiado a lo tenebroso acabas muerto. Sin embargo, en primavera se llena de pequeñas flores blancas y en verano puedes pasarte horas enteras viendo el sol filtrándose entre sus ramas desde la superficie de una piscina que se encuentra a los pies del árbol.

El pobre ha sido utilizado como escondite en incontables juegos, un día fue saco de boxeo y otro presidió una carrera de caballos en miniatura. Intenta lucir su mejor verdor en las fotos anuales y enrojece cuando se caen hojas rojizas, cubriendo el suelo de las mismas. Siempre anda metido en todas las actividades y a causa de esto, también ha sufrido algunos arañazos de perros y gatos, a quienes no parece caer demasiado bien. Pero aun así, a pesar de los años, el magnolio sigue conservando algo especial, algo que lo convierte en el corazón del cortijo.

Los pliegues de su madera han sido acariciados por muchas manos de diferentes tamaños, colores y edades. Todas parecidas pero ninguna iguales. Son esas las mismas manos de personas que construyeron edificios, levantaron empresas, formaron familias… las manos de justos y pecadores, de envidiosos y entregados, manos llenas de vergüenza, dolor y tristeza y manos llenas de dulzura, amor y sencillez. Manos temblorosas, manos fuertes, manos sudorosas, manos llenas de dudas, manos capaces de crear cosas maravillosas, cosas que ni él; ni en sus sueños más profundos, sería capaz de imaginar, pero que agradece el tacto de todas esas historias… manos como las tuyas o las mías, manos que esperan su momento para ser utilizadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s