Se cerró el telón

Opinión

Kairosclerosis.

Si tuviera que escoger una palabra sería esa. Kairosclerosis. Y sí, suena a una enfermedad de huesos, lo sé, pero no existe otra palabra que pudiera definir ese momento concreto.

Algunos pensarán que me refiero al instante de los aplausos. Esos del público, familiares, amigos y gente que tenía curiosidad en una obra con un título tan indirectamente reivindicativo como ‘Las Mujeres de Lorca’. Gente que salió de allí impactada, con el corazón en un puño, reflexionando, sin poder quedarse al margen y mucho menos impasibles.

Fue después, solo unos segundos después, tras el cierre del telón, cuando en parte aliviados y –aún sin querer reconocerlo– en parte desconcertadamente tristes por el final definitivo, cuando entre risas y alguna que otra lágrima, empezaron los abrazos.

Abracé a la zapatera prodigiosa, aquella que me enseñó a ser más fuerte, a seguir aguantando, a apuntar a las estrellas dando lo mejor de sí misma.

Al alcalde, el pesado que sin querer llevarse mérito, siempre andaba ahí para todos, que me entendía sin palabras, aunque sea a base de acribillantes pullitas.

Al niño, ese amigo que aún siendo un crío y se ría por cualquier cosa, admirablemente fue la persona más madura de todos.

Al novio y Pedro. El actor más profesional de la plantilla, aquel capaz de lo que sea por meterse en su papel.

Al zapatero y Fernando. El chico más tierno, pero que sigue conservando su esencia de león. Es que eres súper buena persona.

A la novia, mi nueva amiga (y fijo que duradera) y descubrimiento del curso. La chica que derrochaba amabilidad y sonrisas.

A Leonardo. El chico cuyos abrazos me daban la energía que necesitaba en los momentos que necesitaba.

Al criticón y padre, aquel nuevo amigo que insospechablemente saltaba con una frase ingeniosa que hacía que rompiéramos a reír a carcajadas.

A Adela y la mendiga, la pequeña chica de enorme corazón. Siempre aportando felicidad, siempre con la palabra exacta.

A la cotilla. Esa chica desaparecida que cuando vuelve no puedo evitar sorprenderme con su espontaneidad y sus historias.

A la madre y la Poncia, ¿qué sería de mi sin esta personita tan llena de luz? Seguramente tendría no solo uno, sino los dos pies rotos. Mejor no te me alejes.

A Víctor, jo, es que también eres súper buena persona… por tus necesitadas palabras tranquilizantes en momentos de exaltación.

A Yerma y Martirio, porque cada vez que me acariciabas el pelo, sentía que eras familia, porque ya eres familia, y por ese ánimo indestructible.

Al Pianista, porque siempre fuiste súper amable, porque cuando cantaste fue flipante, muy sobrecogedor, y por ese futuro concierto privado con Yerma.

A Juan, porque nadie nunca tuvo ese poder para emocionarme tan rápido como tú. Porque eres demasiado increíble.

A Doña Rosita, la soltera. Aquella a la que siempre admiraré por su forma de llegar a todos con sus palabras.

A Bernarda Alba, porque eres definitivamente la persona más valiente que he conocido en mi vida. Lo sabes y cuando no, te lo estaré repitiendo.

A Jackie, gracias por tu esfuerzo y por ser el apoyo incondicional que toda persona desearía tener.

Y  a Miguel Ángel, porque a pesar de todo, nunca tuviste duda con nosotros.

Estoy segura. Definitivamente fue eso. Después de todo, los buenos y los malos momentos, los agobios, las injusticias, las salidas, las fiestas, los ‘no puedo más’ y los ‘estoy a esto de pasar’, después de los enfados, malos rollos, los arreglos o los anhelos de perdón, después de cada beso y nuevo amor surgido, después de las amistades eternas, duraderas y fortalecidas, después de eso y mucho más, lo sentí. Kairosclerosis, el instante en el que te das cuenta que eres feliz.

Así que después de haber soportado mis locuras– algunos otro año más– y de haberme enseñado sin quererlo tantísimas cosas, gracias. De corazón. A todos, y por todo.

Canción: Brother- NEEDTOBREATHE

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s