Aquello que perdura

Música en relatos, Opinión

El tiempo hace mella en todos nosotros, eso es un hecho.

No obstante, hay cosas que nunca cambian.

No importan los años, ni el estirón que demos, o que nos haya crecido más o menos el pelo; da igual si estás mejor o peor, más delgado o más gordito, que vistas igual o diferente, o que ahora tengas un tatuaje, o dos, o que hayas madurado y ya no te comportes de la misma manera que antes, al menos no del todo.

Todos esos rasgos se hacen insignificantes en cuanto te encuentras a un amigo de la infancia, o de la no tan infancia, alguien a quien por alguna razón u otra hayas dejado de ver tan a menudo. Un par de saludos, unas risas y habéis rejuvenecido años. Os habéis reencontrado con vosotros mismos y habéis experimentado el anhelante sabor del pasado.

¡Qué de cosas han cambiado!

Y casi no da tiempo a ponerse al día, a pesar de estar hablando una tarde entera; pero eso no importa, porque se mantiene la certeza de volverse a ver. Y si no, el destino o la vida hará de las suyas, seguro que sí.

Risas y más risas, recuerdos y memorias, nuevos retos y nuevas páginas que van rellenándose con tinta usada. Y cuando termina, quizás te sepa a poco.

Y es que conozco muchísimos lazos, muchísimas clases de amores, muchísimas personas y todas cambian a lo largo del tiempo; sin embargo, me sorprende como al final hay amistades que simplemente son para siempre.

 

Count on me- Bruno Mars

 

 

4 comentarios en “Aquello que perdura

  1. ¡¡Muy bonito!! Es genial eso de poder volver a compartir recuerdos con gente a la que quieres. Así es como la relación se hace más fuerte y perdura en el tiempo a pesar de la distancia o las circunstancias. Un buen texto ❤❤❤ Ya espero el siguiente!

    Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo. Los amigos de la infancia y de la juventud siempre son amigos. Hace dos años nos reunimos los que salimos del colegio hace 50 años. A muchos de ellos no les había visto porque la vida nos llevó por caminos diversos, pero sí se puede decir que la amistad había permanecido invariable. Fue una reunión muy grata. Tuvimos una misa de acción de gracias y después vimos fotografías de nuestra época del colegio, y a continuación una cena, con una sobremesa que duró mucho. pero también con los compañeros de carrera tengo una amistad perdurable. Hace ya más 45 años que acabamos la carrera, y desde hace cinco años nos reunimos los compañeros de promoción. También aquí hay misa. Se celebra por los compañeros ya fallecidos. Y después almuerzo y compartir unas horas de compañerismo y amistad.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por tu comentario!
      No hay nada mejor que volver a ver caras del pasado, amigos, y poder compartir todo lo que hayáis vivido hasta entonces. Supongo que también es una manera de darse cuenta de todo aquello que se ha vivido hasta entonces, es como una forma de volver a encontrarte contigo mismo y con aquella versión de ti que, aun conservando rasgos del pasado, ha madurado…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s