Atardeceres de cambios

Música en relatos, Opinión

No hay nada como los primeros atardeceres de verano.

El cielo se torna de un color rosado, morado, rojo y varía de intensidad dependiendo de la zona en la que te encuentres. Respiras y casi lo hueles. Verano.

Tanto para aquellos que ya acabamos el curso como para aquellos que aún tienen un par de días por delante ya empezaron las escapadas a la piscina, los helados a altas horas de madrugada, las noches en vela (incluso si es por una noche de flexo intenso), la piel encarnecida por el sol y las canciones de verano que pronto no podrás sacarte de la cabeza.

Se avecina un buen verano. Unos dos meses y medio con páginas aun vacías, a pesar de que podamos haberlas llenado de planes. Porque en verano siempre ocurren cosas. Y de nosotros depende aprovecharlas o no, tomarlas o dejarlas, hacer de ellas una experiencia o convertirlas en un qué podría haber pasado.

Y es que, los que llegamos a nuestras casas de fuera sufrimos el síndrome del cambio. Donde nos encontramos con que durante el año que hemos pasado fuera han cambiado las cosas, la familia, los amigos e incluso tu propia habitación te hace sentir por unos momentos como un extraño. Aunque quizás lo estés viendo del revés, quizás nosotros somos los que hemos cambiado. O quizás todo haya cambiado y necesitemos un par de días para poder acostumbrarnos y nivelarnos a la misma altura. No lo sé.

Lo que sí sé es que no es tan raro esto que ocurre. Al fin y al cabo, la vida hace mella en todos. Es imposible no cambiar conforme transcurre en el día a día, sería como quedarse petrificado en el espacio-tiempo.

En teoría es algo bueno. Significa que estamos evolucionando, que estamos aprendiendo y absorbiendo lo que ocurre a nuestro alrededor. Quizás nos estemos acercando más a aquella persona que queremos ser, a aquellas metas que queremos lograr. Porque, si cambiamos es por algo ¿no?

En cualquier caso, no hay que dejarse llevar mucho tiempo por la melancolía. Como dije al principio empieza el verano. Empieza una nueva etapa. Un capítulo más. Y nosotros, somos la tinta que imprimirá otro carácter más a nuestro personaje, que le permitirá acceder nuevas aventuras, nuevos proyectos, nuevas vivencias. Así que, deja de bucear en el pasado. No mires más tiempo atrás. Y lánzate a la piscina.

 

 

7 Years- Lukas Graham

 

 

4 comentarios en “Atardeceres de cambios

  1. Yo ya tengo planificado mi verano y sé todo lo que quiero hacer, pero he tenido tanto tiempo que he pensado en dos cosas que quiero que hagas tú en tu verano: 1 sigue escribiendo y 2 por mucho que te lances a la piscina sal de ella en septiembre porque no quiero que cambies y tengo ganas de seguir viéndote igual en septiembre

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s