¿Dudas?

Música en relatos, Opinión

Es curioso como entre las letras está inscrito un pasado, un presente y un futuro. Un pasado para estas palabras, ya que cuando las leas, formarán parte del pasado que ahora es mi presente. Y un futuro, porque para mí, en el momento en el que las leas, será mi futuro y al mismo tiempo tu presente.

Por ejemplo, mientras escribo este relato no sé qué título tendrá. No tengo ni idea. Tampoco estoy segura del cómo. Pero tú sí. ¿Habré puesto alguna palabra suelta? ¿o más bien algo así como ‘entre letras pasadas’? o quizás algo más sugerente como ‘entre líneas’… de hecho, este último puede que me lo guarde para algún otro relato…

Suele pasarme… eso de empezar a escribir sin más sin saber en qué temas me voy a meter al final.

En realidad me hubiese gustado escribir sobre un montón de cosas relacionadas con esta semana. Me hubiese gustado hablar de los amores imposibles, de la amistad, de un casting medio afónico, del cáncer, del voluntariado, del trabajo, de ascensores, de Eurovisión, de la familia, la risa, incluso de las mentiras… pero es que ahora mismo no me apetece.

Puede que sea este tiempo tan cambiante, o que se acercan los exámenes…, ¿sabes ese momento en el que simplemente te apetece tumbarte y dormir? No por nada, sino porque sí. Sólo estás agotado de hacer muchas cosas, que eso siempre pasa factura.

Así que, como bien iniciaba en los primeros párrafos, hoy me apetece hablar de la duda. Acerca del futuro, de tus acciones, de lo que te gusta, de si algo está bien o está mal… Porque todos dudamos —los hay quien más y quien menos— pero todos lo hacemos ante la mayoría de situaciones.

Dice un proverbio Griego que ‘el que nada duda, nada sabe’ y puede que tenga razón. No nacimos sabiendo cosas. Es el tiempo, el aprender cosas nuevas y la vida misma quienes nos van impartiendo enseñanzas y por supuesto, la duda.

A veces, le echamos la culpa; al fin y al cabo, ¿quién no se ha equivocado por dudar? ¿Quién no ha perdido una oportunidad? ¿a cuántos de nosotros nos frenó? pero así aprendimos una lección. Quizás más de una, seguramente repetidas… pero la aprendimos.

Otras; no obstante, la duda nos salva, ¿Quién no se ha dado cuenta de un error gracias a dudar? ¿Quién no ha sido capaz de rectificar? ¿Cuántos hemos dado el beneficio de la duda a alguien y milagrosamente no llegó a decepcionarnos?

Así que sí. Yo dudo contínuamente sobre qué decir, qué hacer, cómo comportarme, sobre qué es lo correcto o cómo conseguir algo, pero eso me ayuda a darme cuenta de muchas otras cosas y a no meter la pata cuando no debería. Está bien dudar, reflexionar, por supuesto, siempre y cuando no te frene y no acabes haciendo o diciendo nada.

 

 

 

3 comentarios en “¿Dudas?

  1. Creo que tienes mucha razón en tu análisis, lo que transmites me parece tan bonito y a la vez tan filosófico que lo único que no dudo ahora mismo es de la belleza de esta publicacion.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s