Batallas internas

Música en relatos, Opinión

¿Sabéis de esos días en los que haces o te pasan tantas cosas que te da un poco de miedo lo que se aproxime? Algo así como ‘joder, con la racha que llevo a saber lo que ocurre mañana’ pero en el buen sentido… aunque quizás lo que de miedo sea que esa sensación de adrenalina, de estar en continuo movimiento, desaparezca, dejándonos vacíos y envueltos en completa monotonía rutinaria.

No lo sé. Ha habido un poco de todo. Y de fijo me quedo con aquellos momentos felices, locos, extraordinarios y casi rozando lo raro que no hacen más que sonsacarme una profunda y sincera risa. Porque si de algo me he dado cuenta esta semana, es que la vida está para disfrutarla al máximo, porque es más corta de lo que parece, porque cada etapa que vamos cumpliendo es una etapa más para rellenar de nuevas experiencias, retos, personas, sentimientos e incluso responsabilidades que de no aprovecharlas en su momento, nos las podemos perder por completo. Y estoy aprendiendo tanto…

Hablando de etapas y edades, cumplió años una buena amiga; una de estas personas que agradeces que Dios, el destino o lo que sea, haya puesto en tu camino; de esas que sin quererlo, te enseñan lecciones de vida; de esas que, medio locas y medio cuerdas, saben cuando hay que bajarte de las nubes para enfrentarte a la realidad, pero que al mismo tiempo te animan a que consigas tus propias metas y sueños.

Hablo de mi amiga, porque si algo he aprendido de ella en el poco- y aun así fructífero- tiempo, es a luchar. Luchar contra tus fantasmas; en las dificultades, sean cuales sean, más o menos importantes; levantándote en la caídas, con heridas a medio curar; esbozando sonrisas, ya sean verdaderas o no; en perseguir la insaciable tarea de descubrirte a ti mismo y no tener miedo de qué es lo que te vas a encontrar, porque todos tenemos luces y sombras.

Y es que al final, con nuestras sombras, las personas nos podemos equivocar. Pero todos merecemos una segunda oportunidad, todos estamos en continua lucha con nuestros demonios y jamás sabremos qué está pasando en el campo de batalla de otra persona… así que, simplemente, sé amable. Siempre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Batallas internas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s